CONSTRUCCION EN SECO E INDUSTRIALIZACION

 

 

 
 
En la construcción de las viviendas de UBASO, se  aprecian las virtudes del sistema de construcción en seco, las más favorables en función de la calidad constructiva, velocidad de ejecución, y economía de la obra.

Las placas, módulo básico del sistema de construcción, pueden manipularse entre dos personas sin necesidad de maquinaria.

 
Por otro lado, este material ecológico para la construcción de viviendas sociales, posee una muy alta velocidad de fragüe, efecto que completa y colabora en la rapidez de ejecución de la vivienda.
 
El sistema mixto de construcción, por sus características, permite además el desarrollo, la ampliación de las viviendas de manera  práctica, otorgando así la flexibilidad en el diseño necesaria para la adaptabilidad de la casa y sus dependencias a la situación familiar imperante y a los cambios producidos en relación a sus integrantes (individuo, matrimonio, familia numerosa, etc.), entendiendo aquí, que no se puede pretender ser el intérprete de aquellos, sino otorgarles la mayor factibilidad técnica y económica en la concreción de estas modificaciones.
 
También se posibilita y facilita distintas variantes de diseño, simplificando así la labor proyectual y permitiendo una movilidad, alternancia y multiplicidad de tipologías, que otorgarán a las nuevas urbanizaciones una fisonomía propia, de gran libertad conceptual y constructiva.
  
El material que presentamos se adapta perfectamente al uso como revoque de muros existentes, y en la renovación de viviendas. Su adhesión es perfecta a los diversos materiales utilizados en muros de mampuestos, ladrillos cerámicos,  barro cocido, bloques de cemento, hormigón, etc.
 
La adhesividad, homogeneidad, plasticidad, trabajabilidad, velocidad de fragüe, lo hacen extraordinariamente eficiente para tal uso. Una vez seco, el material puede clavarse, atornillarse,  canaletearse, etc; manteniendo siempre las características originales de aislación térmica, hidrófuga, antisalitre, perfecta terminación y acabado, rechazo del polvo y partículas extrañas, insectos, etc. Con lo cual se abre una extraordinaria posibilidad de muy bajo costo y al alcance de toda la población de restaurar, mejorar, refaccionar, otorgarle a la vivienda calidad ecológica y sanitaria, como así también para las Unidades Básicas de Salud, UBASA, que proponemos.
 
También puede utilizarse, en función de su resistencia y durabilidad, en la construcción de azoteas, terrazas (aprovechando aquí la alta aislación térmica que el material ofrece), pisos, veredas, etc.